El procedimiento consigue unos labios mayores turgentes que pierden la flacidez, con efecto rejuvenecedor espectacular. Las infiltraciones se realizan con ácido hialurónico.