Prensa

Investigación de Pamplona premiada en el Congreso de Cirugía Plástica

La mortalidad de los grandes quemados depende de la extensión de la lesión, de la edad y de la lesión pulmonar. El distrés respiratorio, aunque solo esta presente en el 20 por ciento de estos pacientes ,conlleva una mortalidad superior al 60 por ciento. Un estudio de José Angel Lozano, del Hospital Virgen del Camino, de Pamplona , concluye que la ventilación liquida puede mejorar a la gaseosa en los grandes quemados.

La ventilación líquida parcial con perfluorocarbono podría confirmarse como nueva alternativa frente a la ventilación gaseosa con PEEP en el tratamiento del dístres respiratorio de quemados graves. Así lo confirma el proyecto de investigación llevado acabo por José Angel Lozano, médico residente del Hospital Virgen del Camino, de Pamplona, premiado en el último Congreso Iberoamericano de cirugía Plástica .

La mortalidad del quemado grave depende principalmente de tres factores: en primer lugar , de la extensión y la severidad de la quemadura; después, de la edad; y por ultimo, de la presencia de una lesión pulmonar. Aunque contra la edad no podemos luchar, si hemos mejorado considerablemente el tratamiento rápido de la quemadura, levantando la piel y aplicando injertos.

José Angel Lozano investiga una nueva técnica para tratar los quemados graves

Ventilación liquida. Esta es la premisa de la que partió José Angel Lozano Orella, de 29 años y médico residente del servicio de Cirugía Plástica del Hospital Virgen del Camino, para investigar nuevos tratamientos que solucionen los problemas pulmonares por inhalación de humo en quemados graves.

los especialistas recalcan que con la crisis ha repuntado el intrusismo

La Sociedad Vasco-NavarroRiojano-Aragonesa de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora celebró, el pasado mes de noviembre en Vitoria, 25 años de vida institucional, tras su fundación en mayo de 1987 en la sede del Colegio de Médicos de Navarra. Veinticinco años llenos de cambios y avances de la especialidad y que congregaron a más de 100 especialistas del ámbito nacional e internacional en su conmemoración.

Expertos internacionales dieron una charla ayer sobre este síndrome que en Navarra afecta a 3 niños

Zaira Sardina Gil, pamplonesa de 9 años, sufre desde que nació el síndrome Treacher-Collins, una patología de origen genético que provoca desde el nacimiento alteraciones anatómicas faciales que afectan a la audición, a la vista, a la respiración y a la ingesta de alimentos. Esta estudiante de 3º de Primaria en Jesuitinas aseguraba ayer sentirse feliz porque ella da nombre a la Fundación, promovida por su familia, que ayudará a personas de todo el mundo afectadas por este síndrome: es la Asociación Navarra Zaira Sardina de afectados por el síndrome Treacher-Collins. Esta enfermedad que afecta a tres menores en la Comunidad foral, requiere de múltiples intervenciones quirúrgicas y un tratamiento muy costoso para mejorar la calidad de vida e integración social de quienes la sufren.