Bajas dosis de trombina en adhesivo de fibrina mejoran la regeneración tisular

Nov 17

Bajas dosis de trombina en adhesivo de fibrina mejoran la regeneración tisular

El uso de adhesivos de fibrina con bajas dosis de trombina tiene un impacto positivo en la regeneración tisular y reduce posibles complicaciones postoperatorias, como la aparición de fístulas, seromas, hematomas e infecciones, según un estudio coordinado por José Ángel Lozano, del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Virgen del Camino, de Pamplona.

Las dosis bajas de trombina en el adhesivo de fibrina favorecen la regeneración tisular tras cirugía, previniendo complicaciones, como fístulas, seromas e infecciones, según muestra un estudio realizado por José Ángel Lozano Orella, Francisco José Escudero Nafs y Carlos Colás San Juan, del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Virgen del Camino, de Pamplona, que ha recibido el premio Tissucol 2005, otorgado por Baxter BioSurgery.

 

El trabajo, que valoró la influencia del adhesivo de fibrina (Tissucol Duo) en la regeneración tisular de defectos complejos de mucosas, contó con la participación de 40 pacientes a los que se intervino de faringostomas y defectos uretrales. El grupo de control estuvo formado por 20 enfermos en los que se realizó una reconstrucción mediante colgajos fasciocutáneos, mientras que en el resto de las intervenciones se añadió el adhesivo de fibrina. Los autores realizaron una valoración postoperatoria en la que se analizaron posibles complicaciones locales, como fístulas, seromas, hematomas e infecciones, y la relación entre ambas estrategias y el tiempo de hospitalización.

Los resultados mostraron que, "además de actuar como agente hemostático y sellador, el adhesivo de fibrina tenía un gran impacto en el proceso de regeneración de los tejidos, facilitando la prevención de complicaciones y disminuyendo la aparición de fístulas y de posibles infecciones", explica Lozano.

"Hemos visto que con dosis bajas de trombina, en torno a 5.000 unidades, es mayor la influencia sobre la regeneración y en la formación de la malla de fibrina que sirve de soporte para iniciar la cascada de regeneración tisular. De esta manera se crea el ambiente idóneo para la recuperación de las lesiones, mejora el postoperatorio y disminuye la posibilidad de efectos adversos".

Cascada

Los adhesivos de fibrina, formados principalmente por fibrinógeno y trombina, reproducen la cascada de la coagulación al formar trombos de fibrina estable. Su uso está especialmente indicado en la hemostasia en sábana y sellado en intervenciones quirúrgicas.

Además de reducir el flujo sanguíneo de órganos sólidos, permite sellar anastomosis y reemplazar suturas. Sin embargo, la mayor parte de los adhesivos vienen con concentraciones muy elevadas de trombina, ya que su principal objetivo es la hemostasia. También requieren condiciones específicas de conservación, siendo necesaria la congelación o calentamiento antes de su uso. "Para su empleo desde el punto de vista de la regeneración tisular es necesario diluir la trombina. Para facilitar esta tarea sería conveniente contar con preparados en distintas concentraciones y que sean fáciles de almacenar", apunta Lozano.